lunes, 31 de octubre de 2011

Tus lágrimas de láser desintegran mi alma.