miércoles, 8 de octubre de 2008

Cosas

Parece imposible que las cosas hayan cambiado tanto, pero con todo lo que pasa, y las cosas que hacés, está clarísimo el cambio que hubo en estos...¿tres meses? ¿fueron tres? quizás fueron mas, o menos, no sé.
¿Cómo se deja de querer tan rápido y cómo se olvida, y se arranca de nuevo con otras personas? Aunque intenté, nunca aprendí a dejar atrás a nadie, se me hace difícil, no sé olvidar lo que pasó, y no es que me guste dramatizar, pero realmente pienso que cada cosa que pasó estuvo bien. También pienso lo que hacíamos, y las cosas que decíamos y caigo en que al final nada es lo que parece (yo creí que iba a ser algo largo, y me duró lo mismo que un abrir y cerrar de ojos).

Quiero creer que vos también pensás estas cosas alguna vez, que vos también te cuestionás por qué pasó todo esto y ahora nos encontramos y cuando nos miramos ya no es igual, falta la inocencia y falta la alegría, faltan las esperanzas que tenía de que alguna vez las cosas fueran mejores y vos entiendas todo de repente.
Es extraño que me hables y que a pesar de sentir lo que siento, al mismo tiempo sentir tristeza por no poder compartir tantas cosas con vos, como me gustaría. Es raro saber que vos pases de largo tantas veces conociendo mis pensamientos y lo que siento, y conociéndome como me conocés a mi.
Es casi insultante que te atrevas a presumir que no me importás, cuando casi doy todo y me quedo sin nada yo, solo para contentarte tantas veces.